Los huevos de flamenco obtienen un cálido vuelo a Seattle

Aquí te cuento algo de Seattle 🌆 que seguro te hará sonreír. Imagínate seis huevos de flamenco, un rescate emocionante en el aire y un encuentro feliz. Esta historia es realmente bonita.

Todo empezó en un viaje en avión ✈️ en agosto de 2023. Se mandaron seis huevos muy especiales del zoológico 🐘 🦓 de Atlanta al zoológico Woodland Park en Seattle. Este zoológico tenía flamencos viejos, demasiado ancianos para tener sus propios bebés.

Un empleado del zoológico de Woodland Park estaba llevando los huevos. Tenían un plan para mantener los huevos calientes en un calentador de mano 🔥 durante el vuelo de seis horas. Pero el calentador dejó de funcionar.

Al necesitar ayuda, el empleado del zoológico encontró a una azafata de Alaska Airlines, Amber May. Amber escuchó la especial tarea de calentar huevos 🎯 y se puso a ayudar. Usó unos guantes de limpieza 🧤 y los llenó con agua calientita 💧 en la cocina del avión.

Amber y el empleado del zoológico cubrieron los huevos con esos guantes calientes como si fueran una cama cómoda. Los pasajeros cercanos vieron lo que sucedía y dieron sus abrigos 🧥 y bufandas 🧣 para ayudar a calentar los huevos.

Amber continuó revisando los huevos y cambiando los guantes cuando se enfriaban. Gracias a su rápida acción, los huevos se mantuvieron calientes.

La gente del zoológico dijo que este esfuerzo conjunto salvó a los seis futuros flamencos, que nacieron 🐣 sanos el siguiente mes. Uno de estos flamencos se llamó ‘Sunny’

El zoológico de Seattle no había tenido nuevos bebés de flamencos desde 2016. Después de que estos seis nacieron, fueron cuidados por profesionales del zoológico que les dieron de comer y los sacaron a caminar todos los días 🚶.

Meses después, Amber, la amable azafata, recibió una llamada. El zoológico la invitó a ella y a su nueva nieta 👧 a ver a los flamencos a los que ayudó a salvar. Amber eligió llamar a un flamenco macho “Sunny”, como su nieta.

Amber y su nieta fueron al zoológico para conocer a Sunny. También estuvieron Bernardo, Magdalena, Amaya, Rosales y Gonzo, los otros flamencos. La visita fue muy tierna y las fotos de ese día son muy dulces.

Esta historia de colaboración, cuidado y un encuentro feliz seguro que te toca el corazón ❤️ tal como esos guantes calentaron los huevos.

For this article, check out…

Quiz! 🧩

Practice your Spanish! Take this quiz about the article: