Una nueva esperanza para oír: la historia de Aissam

Aissam, un niño de 11 años, vivía en silencio 🤫. Nació sordo y nunca había oído nada. Después de mudarse a España, su familia encontró una oportunidad única: un tratamiento genético en Estados Unidos que podría permitirle oír por primera vez.


El tratamiento fue un éxito. Aissam comenzó a experimentar un mundo lleno de sonidos 🔊. “Me gustan todos los sonidos”, dijo, emocionado por descubrir cada uno de ellos.

Este tratamiento está pensado para un tipo específico de sordera, causada por un gen llamado otoferlina. Aissam fue el primero en recibir esta terapia en Estados Unidos, en un esfuerzo por abrir un nuevo camino en el tratamiento de la sordera congénita.

Los investigadores están esperanzados. Este avance podría ayudar a muchas más personas, ya que planean expandir el estudio. La terapia no solo ofrece una nueva forma de oír sino que también cambia vidas, permitiendo a niños como Aissam conectarse con el mundo de una manera que nunca habían imaginado.

Aissam ahora disfruta de los sonidos de la vida cotidiana, desde el tráfico hasta la música 🎶. Este cambio es más que médico; es un milagro personal que le ha permitido oír “a la gente”, su sonido favorito.

El futuro parece prometedor para otros niños con sordera congénita. Aunque hay desafíos, como la aceptación de la terapia genética y la elección entre esta y otros tratamientos como los implantes cocleares, la historia de Aissam es un testimonio de posibilidades y esperanza.

Esta terapia representa un avance significativo y abre la puerta a nuevas investigaciones y tratamientos para diferentes tipos de sordera. La historia de Aissam es un paso adelante en la medicina genética, marcando un momento histórico en la lucha contra la sordera congénita.

For this article, check out…

Quiz! 🧩

Practice your Spanish! Take this quiz about the article: